Rusia quiere aislarse del mundo: se desconectará de internet durante un día para probar su exclusiva Red

febrero 11, 2019 6:27 pm Publicado por

Ciberseguridad. Esta es la clave que Vladimir Putin conoce muy bien. Y más cuando a su país, Rusia, le señalan todos los estados siempre que se produce algún ciberataque. El espionaje en la Red es un asunto vital, en el que el Gobierno ruso lleva trabajando varios años. Su objetivo es navegar por un internet «independiente». Una red exclusivamente rusa que nadie sea capaz de interceptar.

El Programa Nacional de Economía Digital es la nueva normativa en la que trabaja Rusia desde hace tiempo, tal y como recuerda el portal «ZDNet». De hecho, en 2017, anunciaron que planeaban canalizar el 95% de todo el tráfico de internet a nivel local para 2020. Ahora llega la primera prueba de fuego: el 1 de abril es la fecha límite para presentar enmiendas a dicha ley, por lo que la desconexión rusa de internet se producirá antes de ese día.

Las autoridades rusas y los principales proveedores de internet planean desconectar el país de la Red como parte de un experimento planeado, según informó la semana pasada la agencia de noticias rusa «RosBiznesKonsalting» (RBK).

Durante dicha desconexión, se reunirá toda información posible y se proporcionará retroalimentación y modificaciones de cara a la ley que el Parlamento ruso aprobó en diciembre de 2018.

Un primer borrador ordenaba que los proveedores de Red rusos debían garantizar la independencia del espacio de internet ruso (Runet) en caso de agresión extranjera con el objetivo de desconectar el país del resto de internet.

Esto, además, obligará a las empresas rusas de telecomunicaciones a instalar sus propios medios para redirigir todo el tráfico ruso a puntos de intercambio aprobados o administrados por Roskomnazor, el organismo de control de telecomunicaciones de Rusia.

Problemas técnicos
Roskomnazor será el encargado de inspeccionar todo el tráfico para bloquear el contenido prohibido. Pero lo más importante es que se asegurará de que el tráfico entre los usuarios rusos se quede dentro del país sin pasar por servidores situados en el extranjero, donde la información podría interceptarse.

Fue a finales del pasado mes de enero cuando el Gobierno ruso aprobó el experimento de desconexión. Natalya Kaspersky, cofundadora de la firma de seguridad cibernética Kaspersky Lab, preside el grupo que investiga la propuesta, que también incluye importantes empresas de telecomunicaciones rusas como MegaFon, Beeline, MTS o RosTelecom.

Según informó la agencia rusa RBK, todos los proveedores de internet estaban de acuerdo con los objetivos de la ley, pero no en su implementación técnica ya que creen que causará interrupciones importantes en el tráfico de internet ruso. Durante la desconexión de prueba averiguarán cómo reaccionarían sus redes.

El Gobierno de Putin correrá con todos los gastos que se deriven de esta prueba. Su objetivo final es implementar un sistema de filtrado de tráfico web, como el Gran Cortafuegos de China, pero también disponer de una intranet propia a pleno rendimiento en caso de que el país necesite desconectarse.
Source: abc

Categoría(s):

Escrito por: abc